Close

CORVERA DE ASTURIAS RINDIÓ HOMENAJE A MIGUEL ÁNGEL BLANCO

El Ayuntamiento de Corvera -en colaboración con la Fundación Miguel Ángel Blanco- celebró esta mañana en Las Vegas un emotivo y sencillo acto con motivo del XX aniversario del secuestro y asesinato a manos de la banda terrorista ETA del concejal de Ermua, que este año se celebra en diferentes localidades españolas bajo el lema “La conciencia despierta”. El acto, presidido por el alcalde Iván Fernández, tuvo lugar a las 12:00 horas en la calle de Las Vegas que lleva el nombre de Miguel Ángel Blanco, y contó con la asistencia de varios miembros de la corporación local, así como del tejido asociativo y social del municipio.

De esta forma, Corvera se ha sumado a la invitación realizada en todo el país por la Fundación Miguel Ángel Blanco de realizar un acto público de carácter institucional en este XX Aniversario de la muerte del concejal constitucionalista y ciudadano de Ermua. El Ayuntamiento de Corvera forma parte del Mapa de la Memoria Miguel Ángel Blanco, siendo uno de los 71 municipios españoles que pusieron su nombre a un espacio físico del municipio.

El acto celebrado en Las Vegas consistió en la colocación de un ramo de flores junto a la placa de la mencionada calle, tras la lectura del manifiesto remitido al Ayuntamiento para la ocasión por la Fundación Miguel Ángel Blanco. Los asistentes al homenaje también guardaron un minuto de silencio, en recuerdo del concejal de Ermua y de todas las víctimas del terrorismo.

“Hace 20 años el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco produjo conmoción social en toda España, aquellos días de julio de 1997 son parte de nuestra memoria colectiva como país. Miguel Ángel Blanco despertó nuestra conciencia, es un símbolo de concordia porque nos hizo comprender que la Libertad hay que ganarla, conquistarla, cuidarla y defenderla ante los enemigos de la convivencia, de la pluralidad ideológica, de los derechos éticos y políticos que tanto nos ha costado conseguir. Evocamos a Miguel Ángel Blanco y de forma inmediata surge un sentimiento de rebeldía frente a los totalitarios, y también una profunda empatía y reconocimiento hacia su figura y la de todas las víctimas del terrorismo. Este simbolismo fecundo que nos honra como ciudadanos de un país libre es lo que conmemoramos hoy aquí, desde el compromiso de no olvidar, de no rebajar nuestras exigencias democráticas frente a todos los terrorismos y terroristas que pueden acecharnos. El legado de Miguel Ángel Blanco nos invita a que permanezcamos alertas y unidos, a que desarrollemos la fortaleza social necesaria para enfrentarnos a aquellos que quieren aniquilar nuestra forma de convivencia y nuestros derechos fundamentales”, leyó Iván Fernández.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.